Elaine Vilar Madruga, escritora/author

"Por mi único deseo".

Por mi único deseo

Elaine Vilar Madruga

                                                                    “Por mi único deseo…”

                                                           (Inscripción en el tapiz franco- flamenco

                                                                           “La dama y el unicornio”).


Me habían comprado un unicornio.

Una espada.

La clarividencia.

Todo por una moneda de cobre

a la vieja mujer de los pastores.

Mi padre le entregó una oveja a cambio,

y ella le dio cada pedazo de la magia

de mi bestia:

un unicornio, una espada,

el miedo de saberlo todo.

En la desnudez de las playas amé a un pastor

por dos monedas de cobre

infinitas;

sin pensar en la bestia de un cuerno que gritaba

no, no, no,

y rugía sobre las rocas y la arena.

Mi cuerpo y el pastor eran el silencio:

esquife de la noche.

Habíamos pagado

tres veces tres,

(nueve monedas de cobre)

a la Maga.

El unicornio lloraba entre mis muslos,

hundía su cuerno en mis sargazos,

pero yo amaba al pastor y no a la bestia

desde aquella mañana en que mi padre

me compró veintiséis años de vida

y toda aquella clarividencia innecesaria

por solo dos monedas de cobre,

tan viejas;

mueca de ese tiempo perdido

donde el unicornio hunde su cuerno entre mis piernas

y comienza a maldecirme,

silencioso.



16 de diciembre de 2011



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: